0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Cuando se habla de la alimentación vegetariana surgen muchas dudas y sobre todo información que no es del todo cierta. Por eso hemos decidido compartir contigo estos 5 mitos de la alimentación vegetariana

 lentejas

1.- SI NO COMES CARNE, NO OBTIENES PROTEÍNAS

¿Qué son las proteínas?, son moléculas formadas por aminoácidos, de los cuales 8 de los 20 que existen, son ESENCIALES para el humano.

Es importante saber que cada alimento contiene una MEZCLA PARTICULAR DE AMINOÁCIDOS Y PUEDE O NO contener la totalidad de los 8 aminoácidos esenciales. Hay muchos alimentos de origen vegetal que no los contienen, pero al combinar alimentos que tienen distintos valores proteicos podemos lograr obtener los 8 aminoácidos que necesitamos. Según la FAO, una perfecta combinación es:

Legumbres + Cereales

 ¡Ahora lo sabes!, haciendo una buena combinación, las proteínas será lo último por lo que te vas a preocupar.

cow-952199_1920

 2.- EL CALCIO SÓLO SE ENCUENTRA EN LA LECHE DE VACA

 Sabemos que las MADRES(de cualquier especie) producen leche ÚNICAMENTE para SUS PROPIAS CRÍAS. Partiendo de eso, debes saber que aunque la leche de vaca es alta en calcio, proporciona más del que necesita un niño(aunque sea la etapa en donde más calcio necesita), porque la vaca tiene que suministrar leche a su ternero que crece con más rapidez que un niño y necesita calcio extra para endurecer su esqueleto con un rápido crecimiento.

¿La leche de vaca es la única fuente de calcio?. Error, existen muchos alimentos vegetales ricos en calcio y al alcance de todos, como:

 

  • Espinaca
  • Col Rizada
  • Acelga
  • Judías Blancas
  • Lentejas
  • Garbanzos

 

weights-869225_1280 

 3.- ¡A LOS VEGETARIANOS LES DA ANEMIA!

 LA ANEMIA es un síndrome que se caracteriza por la disminución del número o tamaño de los glóbulos rojos. Una de las causas más frecuentes es la DEFICIENCIA DE HIERRO.

Es común que al hacer un cambio de dieta, la hagamos sin información, quitamos alimentos, no los suplimos y nos ocasionamos una deficiencia de hierro. La clave entonces es saber como SUPLIR y de nuevo, al igual que con la proteína, combinar alimentos, pues algunos tienen más hierro que otros.

 Los alimentos vegetales ricos en hierro, son: 

  • Hortalizas(de oja verde)
  • Legumbres(como frijoles)
  • Cereales(maíz, trigo, arroz)

¡La información es poder!, como en todas las dietas, habrá deficiencias si no se realizan de manera adecuada.

 salad-753971_1920

 4.- ¡QUÉ FLOJERA VIVIR DE LECHUGA!

 Comer, para muchos, es uno de los mayores placeres en la vida. Duele pensar que dejaremos miles de deliciosos platillos por ensaladas aburridas, ¿cierto?.

¡Buenas noticias!, no tiene por que ser así. Estamos acostumbrados a pensar que el ser vegetariano implica sólo comer ensaladas, pero es porque no conocemos más acerca de ese estilo de vida, es totalmente ajeno a nuestras costumbres. La realidad es que los vegetarianos podemos disfrutar de muchísimos platillos, incluso, la mayoría son muy parecidos a los que solíamos preparar, pero sustituyendo la carne, por carne de soya, de glúten, por verduras cocinadas al gusto, etc.

Cada vez hay más opciones de productos y restaurantes, la clave esta en buscar, aprender a preparar cosas nuevas y a sustituir ingredientes para seguir disfrutando de esas deliciosas enchiladas, chilaquiles, pastas, chiles rellenos y tortas, ¡delicioso y sano a la vez!

 

supermarket-949913_1920 

5.- SER VEGETARIANO ES CARÍSIMO

 Como en todo, hay cosas baratas y hay cosas caras. Existen productos vegetarianos que suelen ser caros, como las leches vegetales(leche de soya, leche de almendras, leche de coco) e incluso hay restaurantes vegetarianos con precios que están por arriba de los precios estándar. En el mundo, somos menos las personas vegetarianas que las no vegetarianas y es obvio que por lo mismo, hay una menor demanda de estos productos y no tienen un precio accesible para todos. A pesar de esto con el tiempo, se han ido sumado más y más personas y así ha disminuido el costo de estos productos.

Pero si comparamos una dieta vegetariana con una no vegetariana, la respuesta es: SER VEGETARIANO ES MUCHO MÁS BARATO QUE NO SERLO. Siempre lo más caro es la carne roja, el pollo y el pescado. Una buena dieta vegetariana se basa en: FRUTAS, VERDURAS, LEGUMBRES Y CEREALES y estos productos suelen ser los más accesibles.