0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Como especialista en dermatología, frecuentemente recibo pacientes de primera vez con la misma pregunta; “No sé si usted es la indicada para…”, “No estoy seguro si los dermatólogos tratan esto…”, “No sé si esta es su area, pero…”

Y la mayoría de las veces la respuesta a estas preguntas es sí. El dermatólogo es la persona indicada para valorar los problemas que se presentan en la piel, cabello y uñas.

La lista de enfermedades cutáneas es extensa, sin embargo, aquí comentaremos las 5 razones “desconocidas” para visitar a un dermatólogo.

Hongos-de-las-uñas

1.- Cambios en las uñas.

Las uñas son órganos especializados que recubren y protegen al dedo y actúan como herramientas importantes para nuestras actividades diarias.

Los cambios en las uñas pueden deberse a enfermedades propias del aparato ungueal (por ejemplo: infecciones, tumores, traumatismos), ser signo de una enfermedad sistémica (Lupus, Enfermedad renal o hepática) o secundario al uso de medicamentos.

Un dato interesante es que en México, las uñas (región subungueal) son el sitio más común de presentación del Melanoma Maligno, el cancer de piel más letal que existe. Por lo cual es de gran importancia tener una valoración por parte de un dermatólogo ante la aparición de cualquier cambio en las uñas (textura, color, forma).

Remedios-naturales-para-combatir-la-caida-del-cabello-1

2.- Alteraciones en el pelo.

Al igual que las uñas, los cambios en el pelo, también son motivo para visitar a tu dermatólogo. Desafortunadamente, la mayor parte de los problemas del pelo empiezan por comentarse en las visitas a la estética y para el momento que llegan con el dermatólogo, ya el problema está avanzado. Hay enfermedades sistémicas que se manifiestan con cambios muy característicos en el pelo e incluso enfermedades congénitas que presentan patrones de pelo muy específicos y que en ocasiones son la primera pista para llegar a una conclusión diagnóstica.

Los problemas más comúnes de pelo son: caída, adelgazamiento, presencia de costras, escamas, comezón, ardor, resequedad, opacidad y pérdida de brillo.

Recurrent HSV 1 perioral

3.- Heridas o “bolitas” en los labios.

Los labios son sitios frecuentes para el desarrollo de cáncer de piel, principalmente el labio inferior debido a que protruye por fuera del superior y está expuesto constantemente a la radiación ultravioleta. Además, los labios presentan cambios por el sol, pigmentación, tumoraciones de vasos sanguíneos y de las glándulas salivales. Si tienes una herida en el labio que no sana, hay una posibilidad que se trate de un cancer de piel, así que acude con el dermatólogo. Los labios también pueden tener signos o dar pistas de una enfermedad subyacente, por ejemplo el Síndrome de Peutz-Jeghers, en el que se presentan múltiples pecas en los labios además de polipos intestinales.

bbss2

4.- Verrugas y otras lesiones genitales

Los dermatólogos son especialistas en infecciones de transmisión sexual, y son a quien debes de acudir en caso de presentar lesiones, granos o verrugas genitales. Hay enfermedades de transmisión sexual que se presentan con una lesión genital transitoria, (se cura espontáneamente) como es el caso de la sífilis, y que posteriormente se puede presentar con lesiones en otras partes del cuerpo. Además, la región genital no está exenta del cancer de piel, a pesar de que no recibe radiación solar. Cualquier lesión nueva o que tenga cambios de color, tamaño o textura, deberá ser evaluada por un dermatólogo.

175901726

5.- Aplicación de tóxina botulínica y otras cuestiones estéticas

La aplicación estética de toxina botulínica fue descubierta y descrita por un dermatólogo, así que son los dermatólogos quienes más experiencia tienen en cuanto a su correcta aplicación. Si estas pensando en realizarte un procedimiento estético o simplemente te gustaría mejorar el aspecto de tu piel (arrugas, textura, manchas, flaccidez, poros, resequedad) visita a tu dermatólogo para platicar acerca de los distintas opciones terapéuticas. Recuerda: la cirugía plástica solo corrige los cimientos, pero la calidad de la piel y su apariencia mejora en manos del especialista en piel.

La piel es el órgano más grande del cuerpo, es activa y dinámica, funciona como barrera protectora, regula nuestra temperatura e incluso juega un rol en la síntesis de vitaminas. Es la piel la que tiene el primer contacto con el ambiente externo por lo cual está bajo constante agresión. Todos se pueden beneficiar de una visita con el dermatólogo, incluso si piensas que tu piel está sana. La gran ventaja de la piel es que es visible para todos, así que ante la presencia de comezón, heridas que no sanan, cambios en el pelo o las uñas o para una revisión completa, visita a tu dermatólogo, te sorprenderá lo mucho que puedes aprender sobre tu piel y como cuidarla.