0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Sabemos que cambiar de hábitos puede resultar complicado, pero también sabemos que vivimos en una cultura en la que la salud y el bienestar no es una prioridad. Todos vivimos buscando un cambio que nunca llega y en la mayoría de las ocasiones es porque no sabemos como comenzarlo. Por eso hemos decidido compartir estos 7 hábitos para mejorar tu alimentación.

dessert-932365_1920

1. Disminuye el consumo de carbohidratos.

En la mayoría de los casos, una persona con niveles promedio de actividad física, necesita aproximadamente 120 gr de carbohidratos al día(1). Las personas deportistas, necesitan entre 150 y 170 gramos de carbohidratos en los días de entreno; estos gramos extras deben ser consumidos antes y después de entrenar.

Las fuentes de carbohidratos deben ser naturales (frutas y vegetales); de igual forma, se recomienda dejar de comer productos hechos a base de azúcar industrial (zumos dulces, bebidas gaseosas y postres), así como carbohidratos procesados (harinas)

avocado-878958_1920

2. Elije grasas saludables.

Aumente el consumo de grasas poliinsaturadas: compre pescado rico en grasas, distintos tipos de cacahuetes (maní, cacahuate, almendras, nueces etc), aguacate, tofu. Además, use aceite de oliva a la hora de cocinar o como ingrediente para agregar sabor a su comida.

Es necesario que usted consuma una cantidad limitada de grasas animales; sin embargo, no es recomendable disminuir abruptamente su ración o dejar de consumirlas completamente. Coma quesos, carnes no muy grasosas, etc. En total, las grasas deben suplir el 40% de la demanda diaria de calorías.

meat-1030729_1920

3. Disminuye el consumo de carnes rojas.

Una serie de estudios han demostrado que el consumo de carnes rojas contribuye a la destrucción de la flora intestinal. A pesar de que sería exagerado dejar de comer carnes rojas, los dietólogos y nutricionistas recomiendan restringir su consumo.

Es importante mencionar que desde hace bastante tiempo, los científicos asocian, en algunos casos, el cáncer de intestino grueso al consumo de embutidos y otras carnes frías (chorizo, salchichas, salchichones, jamones)(1). La causa de esto puede estar en sus conservantes. Limítese de consumir dichos productos.

milk-518067_1920

4. Disminuye los productos lácteos.

Se calcula que cerca del 10-15% de los europeos sufre de intolerancia a la lactosa, mientras que en América Latina esta cifra llega al 50-60% y al 80-90% en Asia. Para decir con certeza que usted tolera la lactosa en un 100%, se necesitaría hacer un análisis.

En la mayoría de estos casos, se recomienda restringir la ingesta de productos lácteos al mínimo; sin embargo, no se aconseja dejar de consumirlos en totalidad, ya que la leche contiene aminoácidos fundamentales para la síntesis de las proteínas y el potasio.

butter-186909_1920

5. No consumas grasas trans.

Las investigaciones científicas más recientes han demostrado que incluso un consumo mínimo de grasas trans (que supla el 2% de nuestra demanda de calorías) conlleva al desarrollo de enfermedades coronarias y otras alteraciones en el metabolismo, las cuales pueden promover la obesidad.

Una cucharada de margarina para hornear contiene 8-10 gr de grasas trans, lo cual equivale al doble de la dosis “no nociva”. No consuma productos horneados, ni compre dulces en el supermercado, deje de comer pizzas prefabricadas, comidas rápidas y patatas: estos productos son ricos en grasas trans.

Ice cube and vegetables

Ice cube and vegetables

6. No consumas alimentos congelados.

En la mayoría de los casos, las comidas preparadas que se venden refrigeradas o en caja no tienen ningún beneficio para la salud. Los cereales son una excepción; sin embargo, es muy dudoso que éstos sean incluidos en un régimen de alimentación sano y balanceado.

Si su objetivo es esculpir un cuerpo tonificado y sentirse saludable, usted tendrá que dejar de comer productos de rápida preparación, aperitivos en empaques, dulces y galletas, bebidas gaseosas y dulces. Se podría escribir un libro entero sobre los daños que causa cada uno de estos productos.

bake-599521_1920

7. No consumas azúcar.

Tal y como a las personas del siglo XXI les sorprende ver la publicidad de décadas pasadas, en la que los doctores recomendaban fumar o recetaban heroína a los niños para que se curasen de tos (Heroin era un producto de la compañía Bayer), con esos mismos ojos verán nuestros nietos una botella de gaseosa.

La lista de males que el consumo regular de azúcar puede producir al organismo crece cada día: diabetes tipo 2, obesidad, diferentes tipos de cáncer, Alzheimer, etc. No espere a que el azúcar sea prohibido a nivel estatal, deje de consumirla ya.