0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Existen diversas definiciones de Meditación, cada una dada por el tipo de técnica que se utiliza para realizarla, pero para fines de aplicación práctica yo utilizo la siguiente:

¨Meditar es dejar de poner atención a los pensamientos, para ponerla en los 5 sentidos”

Para qué sirve Meditar:

Los beneficios de la meditación consciente son muy diversos, pero para dejarlos más en claro, es necesario tener en cuenta el objetivo general que tiene la práctica de esta actividad milenaria:

Centrar la mente en el momento presente.

Algunos de los beneficios pueden ser los siguientes:

Sensación de Tranquilidad
– Mayor Concentración
– Mayor Creatividad y Capacidad para Lograr Objetivos
– Reducción de Ansiedad y Estrés
– Mejoría en la Salud
– Mejora el estado de Ánimo y las Relaciones
– Potencializa las Capacidades Cerebrales y Físicas

Cómo funciona la Meditación:

Tu cerebro está constantemente trabajando. Incluso cuando duermes, emite señales a tu cuerpo y pensamientos relacionados con tu experiencia. También formula suposiciones en relación a lo que puede ser que ocurra en el futuro (o lo que tú crees que ocurrirá en el futuro), recuerdos, planes, etc. Millones de datos son los que procesa el cerebro humano cada día.

Muchos de esos pensamientos, de manera consciente o inconsciente, pueden generar sensaciones de miedo o duda, lo cual es un mecanismo natural y normal para protegernos, pero que en la mayoría de los casos, no está relacionado con una situación de vida o muerte, y a veces ni siquiera con algo que tenga mucho peso en nuestra vida diaria.

Cuando meditas, puedes hacer que tu mente deje de invertir tanta energía en pensamientos relacionados con miedos y dudas, y se centre en recursos que te ayuden a cumplir tus objetivos, como la creatividad, la fuerza de voluntad y el estado de ánimo óptimo.

Además, al estar bajo condiciones de poco estrés, el cerebro libera substancias que hacen que todo el cuerpo funcione de manera mucho más óptima.

Cómo Meditar:

Existen muchas maneras diferentes de hacerlo, pero aquí te recomiendo una muy práctica y aplicable a la rutina diaria:

1) Siéntate en con la espalda erguida
2) Cierra los ojos y comienza a respirar profundo y lento
3) Centra la atención en tus 5 sentidos, uno por uno:
Tacto .- Has un recorrido por tu sensación en el cuerpo desde la punta de los pies hasta la cabeza (sensaciones, postura, temperatura, etc).
Oído .- Pon tu atención en lo que escuchas, desde lo más próximo (tu respiración) hasta lo más lejano que alcances a oír).
Olfato .- Igual que con el Oído, empieza a percibir olores, iniciando por el tuyo, hasta lo más general que puedas oler.
Gusto .- Centra tu mente en tu boca, lengua, dientes, paladar y garganta. Empieza a ser consciente de los diferentes sabores que percibes en cada zona.
Vista .- Deja al final este sentido, abre tus ojos lentamente y ve dejando que la luz entre. Observa cuáles son los alcances de tu vista, desde lo que enfoques con mayor facilidad hasta lo que se encuentra muy cerca o muy lejos.

Recuerda que el objetivo no es pensar, sino sentir.

Experimenta los beneficios de esta actividad y si crees que vale la pena, te recomiendo que lo incluyas en tu rutina diaria. No te llevará más de 15 o 20 minutos cada día