0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

El mal aliento es una de las principales barreras a las que se enfrentan muchas personas al querer logra el éxito en cualquier aspecto de su vida, y es que el mal aliento es algo muy incomodo para las demás personas y en la mayoría de los casos genera un rechazo muy marcado a quien lo padece.

Hay alimentos que son más propensos a provocar mal aliento (Halitosis) como: el ajo, la cebolla, los rábanos, comidas picantes, los quesos y, el atún enlatado , ya que además de dejar un sabor y olor intenso en tu boca, son absorbidos por la mucosa gástrica e incorporados al flujo sanguíneo para después ser liberados a los pulmones y a la saliva. El mal aliento ocasionado por estos alimentos puede afectarte hasta por un periodo de 72 horas.

El consumo frecuente de bebidas azucaradas, cítricas, gaseosas, café, y alcohol es otro factor que aumenta la predisposición a padecer de halitosis, ya que estas bebidas crean las condiciones ideales para el desarrollo y proliferación de las bacterias causantes del mal aliento.

El hábito de fumar o mascar tabaco también es una causa importante del mal aliento.

1.- Beber mucha agua
Beber un vaso con agua después de cada comida ayuda a eliminar restos de alimentos que hayan quedado en la boca al igual que promover la producción de saliva.
Tener la boca seca es un problema que puede provocar o empeorar el mal aliento.

2.- Gomas de mascar o pastillas de menta SIN azúcar.
Las gomas de mascar y las pastillas de menta SIN azúcar pueden ayudar a acelerar la producción de saliva en tu boca disminuyendo la cantidad de bacterias causantes del mal aliento. También te pueden ayudar a encubrir el mal aliento por un breve período de tiempo.

3.- Cepillarse los dientes con regularidad y de manera adecuada.
Procura cepillar tus dientes por lo menos dos veces al día (mañana y noche) por 2 minutos como mínimo cubriendo todas las áreas de tu boca. Asegúrate de limpiar tu lengua, ya que en esta se acumulan residuos de alimentos y bacterias que pueden causar mal aliento. Limpia la superficie superior de tu lengua y los lados con movimientos de atrás hacia delante.

Antes de dormir, después de cepillarte los dientes con una pasta dental, cepíllalos con bicarbonato de sodio o enjuágalos con una solución que contenga bicarbonato de sodio y agua (50 ml. de agua ¼ cucharadita de bicarbonato de sodio) . Esto ayudará a nivelar el balance de pH en tu boca e impedirá el desarrollo de bacterias eliminando el mal aliento matutino. Asegúrate de enjuagarte con agua después de cepillarte o enjuagarte los dientes bicarbonato de sodio.

4.- Uso de hilo dental
El hilo dental es un gran componente para ayudarte a mantener una buena salud bucal y evitar el mal aliento. El hilo dental elimina la placa, restos de alimentos y bacterias que se acumulan entre los dientes y no pueden ser alcanzados por el cepillo dental. Úsalo como mínimo una vez al día de preferencia por la noche.

5.- Visita periódica al odontólogo
Acudir al dentista por lo menos 2 veces al año(cada 6 meses) es muy importante para mantener una buena salud bucal, la cual ayuda a evitar y controlar el mal aliento. Tu odontólogo podrá determinar si la causa del mal aliento se debe a algo más grave que al consumo de alimentos, bebidas, o una mala técnica de cepillado.

recetario 480x80