0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Por lo regular, creemos que cuando nos diagnostican diabetes sólo es necesario tomar el medicamento y “hacer dieta”, pero desconocemos lo que significa hacer dieta: por ello pasamos a suponer que el médico nos prohibió comer casi todo… lo cual es completamente erróneo.

La diabetes NO es solamente tomar una pastilla, hacer una “dieta” y convencerse de que nada más pasara. La diabetes requiere un proceso educación basado en Responsabilidad. Para lograr ese proceso, se pueden seguir estos 10 pasos:

salud-mujer-visita-al-ginecologo-privado

1.- Visitar a un Médico

No importa si el diagnóstico es reciente o lleva muchos años, si estás “controlado” o con niveles inestables, nunca se debe dejar de visitar al médico, al menos dos veces por año. Dentro de los ramos de la medicina, los más calificados para tratar la Diabetes son los endocrinólogos, los médicos de medicina interna y los especialistas en medicina integrada.

examenes-de-laboratorio

 

2.- Realizar, por lo menos dos veces al año, los siguientes estudios de laboratorio:

  1. Hemoglobina Glicosilada. Se trata del promedio de tus niveles de glucosa en los últimos tres meses, y debe realizarse si no cada tres meses, al menos dos veces por año.
  2. Perfil de Lípidos. Es importante revisarlos, ya que quienes viven con diabetes pueden tener frecuentemente anormalidades en los lípidos.
  3. Revisión de la presión arterial. Es muy asociada a la diabetes, y es un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares y algunas complicaciones.
  4. Exámenes de orina, para prevenir infecciones.
  5. Depuración de creatinina y micro albuminuria. Éstos sirven para revisar los riñones (que se pueden dañar cuando los niveles de glucosa permanecen altos) y basta con realizarlo una vez por año.
  6. Exámenes oculares, para revisión de los ojos (se pueden dañar al mantener los niveles de glucosa altos) y debe realizarse mínimo una vez al año.

Pouring capsules from a pill bottle into hand

3.- Tomar la medicación adecuada o aplicar la dosis de insulina indicada por el médico

Si bien este es uno de los pilares del tratamiento, no es en sí todo el tratamiento. Debemos seguir al pie de la letra las indicaciones del médico y, si no nos sentimos cómodos con la dosis de medicamento y/o insulina, o si seguimos notando los niveles de glucosa muy alterados, hay que avisar al médico evitando corregir nosotros mismos el tratamiento.

7-painless-food-and-drink-swaps-that-will-change-your-life-1421187282

4.- Llevar un plan de alimentación

Es un plan de alimentación, NO una dieta. Las personas que viven con diabetes pueden comer de todo pues no hay alimentos prohibidos, sino porciones y combinaciones adecuadas. Una buena alimentación la deberíamos de llevar todos, no sólo quienes vivimos con diabetes.

Además, recuerda que quien te puede orientar en tu plan de alimentación es el nutriólogo o educador en diabetes.

5.- Realizar Ejercicio Físico

Es indispensable y parte clave del tratamiento. El ejercicio ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre, además de tener otros beneficios como mejora en la absorción de la insulina, pérdida de peso, regulación de la presión arterial, las grasas, mejora la circulación y bienestar psicológico (al producir endorfinas), etc.

Una rutina de ejercicio físico se debe hacer mínimo 4 veces a la semana. Y el mejor en elegir qué tipos de ejercicios son recomendados para ti es el médico. No olvides consultarlo con él antes de comenzar.

Woman Performing Blood Test on Herself

6.- Monitorear la glucosa

En la diabetes tipo 2 el monitoreo de glucosa es muy importante. Para realizarlo necesitas el glucómetro y tiras reactivas. El monitoreo es como un mapa que nos guía y nos hace más fácil el camino. Si nos monitoreamos el médico podrá ayudarnos de una manera más acertada. Sin el monitoreo, es como estar a ciegas.

Las personas que viven con diabetes tipo 2 deben revisar sus niveles de glucosa como mínimo 3 veces por semana. En ayunas, rotando con glucosas post prandiales. Las glucosas post prandiales son las que se realizan dos horas después de haber comido y son incluso, más importantes que las glucosas en ayuno.

shutterstock_158431118

7.- Revisión de los pies

Cuando se vive con diabetes se deben revisar los pies, para evitar infecciones, ulceras, grangenas, que son las causas de amputaciones. Además con el tiempo (en algunos casos) se va perdiendo sensibilidad, y puede que no nos demos cuenta si nos cortamos o tenemos una herida en los pies.

La revisión de pies la puede realizar tu médico cada 6 o 12 meses. Pero la revisión más importante es la que tú haces, y esta debe de ser diariamente.

Entre las recomendaciones más importantes para el cuidado de tus pies se encuentran:

  • Revisa diariamente la planta, espacios interdigitales, uñas de tus pies. Puedes ayudarte con una lupa o espejo.
  • Revisa diariamente los zapatos que te pondrás para evitar que te lastimes. Los zapatos deben ser amplios, ajustados a la forma del pie, sin zonas de presión.
  • No andar descalzo.
  • Lavar los pies diariamente y evitar utilizar agua muy caliente, para evitar quemaduras.
  • Secar los pies detenidamente, especialmente en los espacios entre los dedos.
  • Lubricar los pies todos los días (excepto entre el espacio entre los dedos).
  • Cortar las uñas de forma recta, no circular, y que no queden filos o picos.

1453236666517

8.- Tener Apoyo

El apoyo es lo que nos motiva, nos da fuerza, nos alienta para seguir adelante. Hay días más difíciles que otros cuando se vive con diabetes y también es cansado. Pero para muchos (y me incluyo) el estar bien por las personas que queremos nos alienta. Cuando no nos cuidamos, no solo nos dañamos a nosotros mismos, sino también a todas las personas que nos quieren.

La principal fuente de apoyo es la Familia. Y también podemos recurrir a nuestra pareja, amigos, personas con diabetes, grupos, etc. No estás solo y es importante que lo recuerdes. El apoyo es como un motor que nos enciende y nos recarga de energía. Así que no te aísles, somos muchos a los que nos une la Diabetes.

Dasein

9.- Tratamiento Psicológico

Estoy segura que muchos se sorprenderán al leer este punto, porque pensamos que ir al psicólogo es solo cosa de “locos”. Pero la verdadera locura es tener un problema y no querer solucionarlo. Los psicólogos ayudan, ya que no sólo somos un cuerpo biológico, tenemos que entender que somos mente y cuerpo, y están unidos. No se pueden separar; así como no pueden estar en equilibrio si no se encuentran bien los dos.

Vivir con diabetes es duro, es cansado, y duele. Eso no lo podemos negar. Además, hay personas a las que no les es tan fácil aceptar o adaptarse a su diabetes como a otras, o sienten mucho enojo o culpa. Es por esto que es necesario, como humanos que somos, acudir al psicólogo.

Woman reading book on sofa

Woman reading book on sofa

10.- Educarte en Diabetes

¡Este es el punto más importante!

Educarse en diabetes es la clave para perderle el miedo y adaptarse a ella.

La diabetes no tiene cura, no se va a ir, pero aprendes a vivir más fácil con ella conociéndola. Y esto reduce notablemente el dolor.

La mejor arma para sobrellevar cualquier situación es conociéndola, así que conoce tu diabetes, infórmate, estudia. Le perderás el miedo y podrás enfrentarte a ella con más facilidad.

Te dejo esta frase: “La primera condición para cambiar la realidad consiste en CONOCERLA” E. Galeano