1 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 1 Buffer 0 Email -- LinkedIn 0 Filament.io 1 Flares ×

Uno de los motivos más tratados en las urgencias veterinarias es tener que lidiar con sustancias y productos no aprobados en los animalitos. Muchas de las veces éstos son consumidos por accidente de la mascota y otras administradas por los propietarios sin tener el debido conocimiento del efecto que se producirá.

1.- Analgesicos

Como primer punto podemos mencionar los famosos AINES (aintiinflamatorios no esteroidales) que comúnmente son llamamos analgésicos y posterior a su administración aún siendo en pequeñas dosis (pediátrica) pueden llegar a producir úlceras gastrointestinales, daño hepático, renales y anemias irreversibles , en casos muy graves hasta convulsiones y muerte. Es frecuente que por querer “hacer un bien” se administren productos como paracetamol, ácido acetil salicílico (aspirina), ibuprofeno, diclofenaco, naproxeno, etc.

2.- Insecticidas y Raticidas

En el tema de los insecticidas y raticidas son productos para controlar y erradicar plagas de pulgas, garrapatas y roedores siendo éstos altamente tóxicos, causando un grave daño en el sistema nervioso central y digestivo, ocasionando desorientación, salivación, convulsiones, vómito, diarrea, falla cardiaca y respiratoria, tremores musculares e incluso la muerte. Algunos pueden llegar a alterar la coagulación sanguínea produciendo hemorragias intensas. Es frecuente que por querer darles un baño “medicado” a las mascotas y sin el debido conocimiento del uso de dosis en estos productos ocurra una sobredosis ya sea por el tiempo de exposición o por la concentración. Cabe recordar que la mayoría de los productos con insecticidas ¡suelen ser tóxicos en los gatos!, por lo que hay que verificar que se autorice su uso en ellos.

3.- Detergentes y Desinfectantes

Respecto a los detergentes, desinfectantes y productos automotrices (anticongelante) es frecuente el consumo accidental de ellos, produciendo un grave daño en la cavidad oral, erosiones en el tracto gastrointestinal e insuficiencia renal.

4.- Alimentos Tóxicos

En el caso de los alimentos no aprobados como el chocolate, el ajo, la cebolla, las uvas y productos con cafeína pueden ocasionar vómitos, diarrea, hiperactividad, taquicardia, convulsiones, rotura de glóbulos rojos, anemia y daño renal.

No hay mejor remedio que la prevención, alejar este tipo de productos de los animales y evitar su autoconsumo o administración. En caso de sospechar que el animalito está presentando una intoxicación, lo mejor es acudir de emergencia con el veterinario y no proporcionar productos caseros, ya que pudiera ser gravemente dañado conforme vaya pasando más el tiempo, existiendo mayor absorción del tóxico y mas daño, a veces siendo irreversible.