0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Email -- LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

La soda, bebidas gaseosas, refresco de cola o como quieras nombrarle, es la bebida más famosa a nivel mundial, su consumo se ha incrementado en las últimas décadas ocupando un lugar importante, no solo en la alimentación de los adultos sino también en la de los niños. ¿Pero sabes del daño que le hace a tus dientes y a tu organismo?

Las sodas además del alto contenido de azúcar entre sus componentes se encuentran ácidos como: el cítrico y el fosfórico , los cuales dañan la superficie de los dientes provocando : manchas, debilidad del esmalte dental contribuyendo a la formación de la caries, erosión dental, entre otros problemas bucales que pueden llegar a ser muy graves.

Los efectos nocivos para los dientes pueden llegar a aparecer con todas las versiones de refrescos, ya sean azucarados o dietéticos, pero en especial en aquellos de sabor cola.

Los refrescos no solo dañan la estructura de tus dientes también deterioran tu salud en general; existen razones importantes para eliminar el consumo de sodas de nuestra dieta como:

1.- Cantidad exagerada de azúcar. Aportan al organismo una gran cantidad de calorías que no tienen ni un solo nutriente.

2.- Desarrollo de Diabetes tipo II. Tomar un refresco diariamente eleva el riesgo de padecer diabetes tipo II en un 15%, además de promover la resistencia a la insulina.

3.- Pueden desarrollar enfermedades como la depresión. The National Institutes of Health en un estudio reciente encontraron una conexión entre las bebidas azucaradas, (especialmente las de dieta), y la depresión.

4.- Obesidad. Exceso de acumulo de grasa alrededor de la cintura.

5.- Elevan los niveles de triglicéridos y colesterol malo. Esto se ha relacionado aun más con el consumo elevado y frecuente de  los refrescos de dieta.

6.- Aumento de la presión arterial . Los estudios revelan que el consumir soda de dieta a diario puede aumentar en un 61% las probabilidades de tener problemas cardiovasculares.

7.- Problemas Renales. Pueden llegar a causar cálculos y problemas renales.

8.- Osteoporosis. En estudios recientes han reflejado que el fosfato en las bebidas carbonatadas pueden bloquear o ralentizar como se absorbe el calcio en los huesos. Ademas de que la cafeína en los refrescos puede debilitar los huesos al afectar el crecimiento y el desarrollo a través del tiempo.

Todos estos problemas entre otros se relacionan con el excesivo consumo y frecuencia con las que se beben estas bebidas.

No olvides compartir esta publicación.

 

Fields marked with an * are required